Las baterías de calcio para coches eléctricos podrían ser la solución para sustituir las baterías de iones de litio